Ecuador a la cabeza de la lucha contra los paraísos fiscales

A punto de acabar el periodo de sesiones de la Asamblea de la ONU Ecuador proponía la firma de un pacto contra los paraísos fiscales. Una propuesta que resultaba acogida con satisfacción por muchos de los países en ella representados y que plantea que el organismo internacional lidere la lucha contra un fenómeno que parece cada vez más extendido. Un fenómeno que afecta gravemente a las economías de muchos países, ya que la evasión de impuestos vacía las arcas nacionales.

Una iniciativa que llega provocada en parte por uno de los últimos escándalos en materia de evasión de impuestos, los denominados “Papeles de Panamá”, tal y como reconocía el canciller de Ecuador, Guillaume Long. De hecho, el propio Long aseguraba que hay una cantidad de dinero equivalente al 30 por ciento del Producto Interior Bruto de Ecuador en paraísos fiscales. Una manera muy ilustrativa de explicar la magnitud del problema y de cómo afecta a los países. Porque si esa cantidad retornara y se pagara por ella los impuestos correspondientes sería una inyección poderosa para la economía de países a veces con dificultades económicas.

Pero la de Ecuador es una iniciativa más que se suma a una lista que empieza a crecer. De hecho, a en junio de 2016 el Comité de Descolonización de la ONU aprobó algunas resoluciones planteadas por Ecuador en este sentido. Resoluciones de condena de los paraísos fiscales y de planteamientos de la necesidad cada vez más acuciante de crear grupos de trabajo formados por expertos que aporten soluciones a un problema cada vez más serio.

Tan serio que la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe aseguraba que la evasión fiscal en la zona alcanza los 340.000 millones de dólares anuales, es decir un 6,7 por ciento del PIB. Una cantidad desmesurada que pone en riesgo el desarrollo de estos países.