Golpe a las redes de tráfico de personas

La inmigración y la necesidad de buscar nuevos horizontes para disfrutar de una vida mejor ha tenido una terrible consecuencia: las bandas organizadas que se dedican a traficar con personas, a las que en ocasiones cobran cantidades desorbitadas por alcanzar un país y a las que tratan, pese a ello, de manera completamente deshumanizada.

Una amplia operación policial, bautizada con el nombre de Éxodo, permitía desarticular una de esas bandas. Operación que se desarrollaba de manera simultánea en cinco provincias que permitía la detención de once personas, supuestamente integrantes de esa red.

Una red que captaba personas procedentes sobre todo de Haití y Cuba. Contactaban con ellos en Perú y a través de pasos ilegales en el sur de Ecuador los llevaban a ciudades fronterizas y de ahí a territorio colombiano por pasos también clandestinos. El objetivo final de los inmigrantes era llegar a Estados Unidos.

Todo un periplo que para muchos se iniciaba tras el terrible terremoto que asoló Haití en el año 2010. Muchos huyeron de la pobreza hacia Brasil, pero al no encontrar las oportunidades soñadas decidien marchar a Estados Unidos. Un largo viaje por el que deben atravesar Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, toda Centroamérica México. Un largo viaje en el que las mafias prometen ayudarles a cambio de importantes cantidades. La policía cree, por ejemplo, que solo por el paso de Ecuador a Colombia mediante el uso de tarjetas de identificación falsas la red podía cobrar hasta 1500 dólares.

En la operación que ha permitido desarticular esta banda, además de las detenciones, se ha podido incautar un volumen importante de documentación entre libros de registro y cuadernos de contabilidad. Pero también se han encontrado numerosos pasaportes falsificados, teléfonos móviles, vehículos e incluso diversas armas.

Un duro golpe a la inmigración ilegal y al tráfico de personas, aunque lamentablemente, las redes que se dedican a ello son muchas y muy hábiles para poder burlar los controles policiales.