Un maravilloso e inolvidable viaje a Quito

Es este maravilloso país donde abunda el patrimonio cultural de la humanidad, nos adentramos en una historia de una chica que lo que comenzó como un viaje dispuesto solo para resolver una emergencia familiar, repentinamente se trasformó en un hermoso y glorioso descubrimiento en el que fue encontrado una gran historia y una gran modernidad. La historia comienza con esta chica mexicana que, al llegar a la ciudad de Quito, fue recibida a ella y a su familia de la mejor manera posible donde inmediatamente fueron sumergidos en la vida activa nocturna de esta fantástica ciudad, donde se consigue lugares tan diversos al aire libre que da para que todo visitante charle o baile para al gusto de sus exigencias.

Trabajadores de la empresa Electricistas opinan que viajes como estos a esta increíble ciudad como lo es Quito requieren un paseo por las mayores historias como lo logró realizar esta chica llamada María recepcionista de la empresa Cerrajeros que en su segundo día en esta ciudad fue a recorrer los centros históricos, caminado entre calles de piedras al estilo barroco. Donde increíblemente frente a sus ojos se levanta las más hermosas iglesias ya que una de las construcciones más impactantes fueron la basílica, la iglesia de la compañía que es la máxima expresión del estilo barroco en el Ecuador, la cual está cubierta en todo su interior de pinturas óleo en la que se pueden observar maravillosas esculturas y paredes doradas generosamente con pan de oro de 23 quilates que al ser observado por María comento que quedó impactada.

Al entrar a esta basílica está prohibido tomar fotos dentro de estos templos. Continuando con la historia, al llegar la hora del medio día, o mejor dicho la hora de comer, la trabajadora de la empresa Cerrajeros se encontró con otros descubrimientos como la grandiosa gastronomía ecuatoriana, que ofrece un sin fin de grandes delicias preparadas con las más amplias variedades de productos de la tierra y el mar. Durante su visita a este país logro probar todos los ancestrales y deliciosos platos. Durante sus días en esta hermosa tierra decidió hacer un recorrido en un bus el cual es llamado en esta ciudad como el trolebús lo cual realiza un recorrido de punta a punta en todo quito la que fue necesario hacer una parada a la famosa y magnética latitud y altitud que es de 0 grado, lo cual se puede pasar todo el día recorriendo el lugar donde se pueden encontrar museos, planetarios, ventas de ropas, artesanías, comida entre otros ya que se podrá encontrar mucha variedades que hacen un recorrido más largo y gustoso al visitante.

Para la finalización de este memorable viaje a pocos minutos de la ciudad están los encantadores pueblitos, llenos de folklore y modernidad donde se encuentran aguas termales y refugios destinados al descanso profundo. Es una tierra en la que se puede encontrar de todo, y envidarle nada a los países europeos ya que es una tierra encantadora llena de colores y sabores, eso es Quito.